SI ESTÁS ACÁ PORQUE LO PENSASTE, HACÉLO